jueves, 16 de junio de 2016

Gakkoi! Cap 17

Ha pasado....una semana desde que le grité a Tora...y lleva un tiempo sin aparecer por la base de los Kuroi inus, y tampoco soy capaz de verle en la academia....tesk... algo en mi hacía que mi pecho ardiese y eso me irritaba....

-¿Tora-chan ocurre algo? Tienes una cara muy triste estos días...
-No, no pasa nada Oba-chan....

La amable anciana se acercó a Tora y le acarició la mejilla con dulzura.
-Anímate Tora-chan sabes que Oba-chan está aquí para ayudarte y no solo yo sino Naguisa-chan y tu padre también están para ayudarte, pero pase lo que pase no estás solo.

-Oh....
La señora posó en las manos de Tora una bolsa con algo caliente dentro sorprendiendo a este.
.Mi abuela decía que cuando uno esta lleno las penas le pesan menos jejeje
-Oba...chan..... arigato.... Agarró el panecillo de carne que se encontraba dentro de la bolsa y partió rumbo a la academia, intentando levantar la cabeza, pero....había quienes no estaban por la labor de dejarle recuperarse.

-Ya está bien de fracasos, no os pasaré ningún error más ¿Os ha quedado claro?
-Si, no se preocupe sensei nos encargaremos de cumplir sus órdenes
-¿A todo esto cual es nuestra misión?

La tensión en el cuarto donde los gemelos y sensei se reunían crecía por momentos, hasta que las gélidas palabras del despiadado profesor rompieron la tensión estallando una bomba de terror.

-Suicidio -¿¡EH!? -Quiero que Toramaru Uchiha sufra hasta el punto de querer quitarse su propia vida. Dijo jactante el maquiavélico profesor con una sonrisa siniestra.

-Pero...-Hikaru -¿Eh? Los gemelos se miraron y asintieron con la cabeza.
-Como usted ordene.
Al salir de aquel infernal cuarto los gemelos se miraron seriamente y asintieron en silencio.

Yo me encontraba en el cuartel general de los Kuroi inus donde el ambiente era tenso también.
-Izumi-niisama ¿Le ha pasado algo a nuestro comandante Tora? -No ha aparecido estos días -antes siempre estaban juntos así que... -CALLAOS DE UNA VEZ COJONES

Los demás miembros se quedaorn mudos al oir me a mi, su lider reaccionar tan alterado hasta el punto d ellegar a temerme.

-I...zumi....ninini-niisama pe-p-perdonenos no era nuestra intención deshonrrar le.
-No...chicos yo...

Si la gtensión no fuese ya suficientemente densa apareció en el moemnto menos oportuno Tora.....
-Comandante le echábamos de menos -no vuelva adejarnos sin su presencia tanto tiempo
-chicos... hoy no vengo por eso -¿Eh?.
Sus temblororsas y distantes palabras me dejaron frío, no sabía que era lo que me podría decir, pero presentía que nada alentador...

-Izumi-niisa...no....Ryusaki-senpai vengo apresentar mi dimision formal de los Kuroi inus.

-E....eh........q.......¿¡QUÉEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE?!
Todos estaban llorosos los senpais y los nuevos reclutas lloraban apenados la marcha de su superior, pero yo estaba en shock, mi mano derecha...

-Mis actos han sido irrespetuosos e irresponsables no puedo seguir ejerciendo un cargo de tanto nivel, por eso...hago entrega de la tokofuku negra de los kuroi inus de mis medallas y con ellas de mi orgullo como guerrero...
-¡Tora! Le agarré de la mano peor él me golpeo la palma de la mano con frialdad, apartando su suave amno de la mía.

Quería disculparme pero no podía acercarme a él...

-¿Toramaru? ¿Le habrá pasado algo? Voy a llamar a Tori-senpai.

Tora seguía cabizbajo y sin rumbo caminando por los pasillos de la escuela cuando dos aves de rapiña se avalanzaron sobre él.

-Tora-kun Ohaiyo gozaimazu -¿que tal estamos en el día de hoy?
-Kurokage-tachi no estoy muy de humor me podríais dejar pasar....
-Oh..ya veo...se te veía algo lamentable desde lejos ejejeje... -Si es lamentable ver como ha acabado el tigre de nuestra escuela

-¿Sabes? dicen que cuando un tigre está al borde de la muerte pierde las motivaciones para seguir cazando 
-sabemos que sufres mucho Tora-kun... -si...estoy sufriendo... -Y no quieres sufrir verdad? --No... -Entonces por qué no cometes el seppuku? -Cuando un guerrero pierde las motivaciones de luchar junto a su honor es la única salida fufufufu.

Toramaru estaba siendo hipnotizado por su cruel labia y llevado por el dolor se dirigió a su casa dando tumbos como un muerto viviente, aquellas frías y crueles risas "fufufufufufu" resonaban en su cabeza junto con aquellas palabras, "seppuku" "sufrir" Una vez en su casa cogió el sable de su padre y volvió a caminar herrante y sin rumbo dando tumbos.

-Aquí es... Lo que había delante de el era un hermoso árbol de cerezo con muchos adornos florales y decoraciones tradicionales al lado de un estanque hermosamente cuidado, loq eu había en frente suya era una lápida...era la lápida de su madre...

-Casan.....gomen....no he sabido mantener el honor de la familia....yo....yo.........te he fallado lo siento.... Decía entre lagrimas el destrozado toramaru, casi sin poder respirar por la angustia y con lagrimas en su ojos cayendo a gorgotones por sus mejillas.

-No te preocupes..snff snfff pronto....pronto nos volveremos a ver... 

Con su tembloroso puño agarró la empuñadura de la katana y la desenvainó desvelando el brillante y afilado filo de la espada, que relucía amenazante ante la leve luz de la tumba. levantó el sable en la postura típica del seppuku y lo vlandió con rapidez.

-NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.

Una voz desgarradora detubo el movimiento de la hoja en el último instante era la voz de Aka.... Quien se avalanzó sobre Toramaru y forcejeó con él para arrebatarle el sable y lo tiró lejos de su alcance.
-Por favor no lo hagas! Toramaru no te mueras no mereces morir de esta manera es demasiado cruel, no mereces sufrir así NO NO LO MERECEEES. Akashi gritaba y lloraba desconsolado e histérico abrazando a Toramaru quien estalló en lágrimas.

-¡¡¡¡¡¡¡Tora...maruuuuuuuuuuu!!!!!!!! -Esa...voz...... -¡¡¡¡TORAMARUU!!!!
No podía soportar la idea...la idea de que Toramaru se sacrificase por mi estupidez.....
Aka tenía razón soy un imbécil....Y lo peor de todo es que...Toramaru....pasó por lo mismo que yo.....el mismo dolor....las mismas lagrimas.....el mismo sufrimiento....y yo.... yo le dije aquellas palabras tan horrendas......

-Deja...me -¿Eh? -¡QUE ME DEJES! 

Toramaru salió corriendo histérico dejando a aka y a mi desconcertados yo no lo dude más y le seguí no me detube por m´s que él corriese y corriese yo JAMAS me detendría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario