sábado, 18 de junio de 2016

Gakkoi! cap 18

-Sueltame -no -QUE ME SUELTES. Forcejee con Izumi-san todo lo que pude, al final él me consiguió alcanzar y me agarró fuertemente del brazo para impedir mi escape.

-No te soltaré hasta que me digas que mierda te pasa, ¿acaso no sabes el daño que le harías a mucha gente si hubieses llegado a clavar esa espada en tu delicado cuerpo?
-Izumi...san? Me abrazó fuertemente estrechándome entre sus brazos y apretando mi cabeza contra su pecho.

-Si algo te pasara por mi culpa nunca me lo perdonaría, eres muy importante para mi, Tora...no, Toramaru.
Por una vez en mucho tiempo había pronunciado mi nombre completo haciendo que me estremeciese de la impresión.

-Se que he sido muy cruel contigo....soy....un cerdo y un asqueroso mamón por a ver jugado con tus sentimientos de esa forma...yo...lo siento..estaba tan obsesionado con Aka que....olvide lo importante...
-¿Importante? -La persona que siempre ha estado ahí para mi en los peores momentos compartiendo risas y penas luchando codo con codo...

Poso suavemente su mano sobre mi mejilla acariciandola y sin darme tiempo a decir nada me besó.
Podía sentir la suavidad de sus labios rozando los míos ese momento fue...inolvidable.

-Sabes Toramaru...dicen que según una leyenda de la escuela los que confiesan su amor debajo de este cerezo estarán unidos por el destino por toda la eternidad.
-¡Izum-san yo! Yo....Desde aquella vez que nos conocimos sentí algo extraño por tí pero nunca tuve el valor de decirlo.....

Me ardían las mejillas y mis piernas temblaban no podía abrir los ojos de la vergüenza que sentía, pero lo que oí fue algo inesperado para mí.
-kjjj...jajajajajaja mirate estas hecho...hecho flan ajajajajaja pobrecillo.

Me abrazó otra vez y esta vez besó mi cuello, de forma algo más candente.
-Aahh...a
-Dime Tora...te importa si...¿hago algo realmente indecente?
-¿Eh? ¿Q-q-qué clase de pregunta es esa? No pienso responder a eso Baka...
-Eres tan lindo... -nh...

Izumi-san, deslizaba su mano por mi camisa abriéndola y dejando al descubierto mi torso.
-H-hya...ya...y...yamero..-No voy a detenerme, a penas acabo de comenzar.
Comenzó a lamer mis rosados pezones haciendo que me estremeciese, era una sensación rara mezcla de miedo excitación y desconcierto.

-Aah...ah... -Tus pezones son muy rosados....me gustan nh... -Aahh...Izumi-sa..aaanh....
Me desnudó dejandome enm ropa interior y me dejó en el pasto bajo el cerezo, usando mis ropas como sábanas.

-Tora...a partir de hoy...eres mío, y solamente mío... -Izumi-san....
Podía ver como Izumi-san se quitaba su camisa dejando ver un trabajado torso con numerosas cicatrices era una atmósfera mágica el cuerpo de Izumi-san junto con el paisaje de pétalos de cerezo cayendo sobre nosotros era casi hipnótico era....como un sueño.

Izumi-san me abrió de piernas y empezó a pasar su lengua por mi muslo dejando pequeñas marcas en mi blanquecina piel, haciendo que me estremeciese y emitiese pequeños gemidos.
-Aaah.. -Eres muy sensible Tora...  y eso me gusta -C..ca...cállate....

Estaba muy avergonzado e Izumi-san no paraba de sonrojarme, cuando creía que no podía abochornarme más noté algo duro entre mis piernas....
-Valla.... Waaah no..no mires. Me tapé los ojos avergonzado ocultando mi sonrojo pero este me separó las manos de la cara y me besó.

-¿Por qué te avergüenzas? Los dos somos hombres mira.
Tomó mi mano y la dirigió a su entrepierna, dejándome mas rojo que antes y sorprendido al notar aquella cosa. dura y de gran tamaño intentando salir de los ya ajustados pantalones de Izumi-san.

-No eres el único que se siente excitado. Decía entre jadeos mostrando estar en un estado de lujuria casi insostenible.
-Izumi-san....por favor......hazlo -¿Eh? -Hazlo, hazme tu-t-tuyo......

Mis temblorosas palabras encendieron un motor en la mente de Izumi-san quien tras oir esta linea se avalanzó sobre mí despojándome de mi ropa interior y apoyándose en el árbol me sentó sobre él, dejando que notara aquel duro bulto entre sus piernas rozar mi entrada.

-Puedes notarlo verdad? Esto lo has provocado tu To-ra-ma-ru. Susurró en mi oído abrazándome.
-Izumi-san...puedes seguir..... estoy...l-listo...

Mis temblorosas pero seguras palabras hicieron que Izumi-san tomase la iniciatiba, bajó su cremallera y pude ver su..su........... *MUYB ROJO* ehem ehem EEEHHHHEM eso no importa a los lectores mejor sigamos con la historia....

-E-e-eso...eso no podrá entrar.... -No tengas miedo jujujuju...me aseguraré de que no duela.
Dijo besando mi cuello. Podía notar como rozaba mi entrada con la punta haciendo que temblase.
-Voy a entrar... Y así lo hizo comenzó a adentrarse lentamente dentro de mí.
-¡Aaaaaaahhhh! -Sssssssh tranquilo...relájate -es que... nh!
Izumi-san me giró y me besó apoyandome en su torso desnudo.

-Solo te da miedo porque es grande nada mas ejeje, pero tranquilo no te va a hacer daño ni nada raro.
Una vez estaba más tranquilo Izumi-san comenzó a moverse lentamente, al principio dolía, peor al cabo de un rato empezaba a gustarme.

-nhh aaah ah... -Tus gemidos son mjuy lindos Toramaru... nhh... 

Mientras se movía me abrazaba contra él acariciando mi cabeza con dulzura.
-¿Crees? Que podrás aguantar? -S-si...
Izumi-san estaba cambiado era más pervertido y apasionado que nunca, sus estocadas eran más profundas y el ritmo más rápido, nuestras respiraciones se entrecortaban más y más.

-Aaaah aahh aaaahhh Izumi-san....yo..yo... -Yo también Tora.. nghhh.....
Ambos no pudimos más y nos acabamos....co....co... (Mucho mas rojo que antes)  Corri***
Los dos caímos rendidos sobre el pasto izumi-san me tapaba con su chaqueta y me abrazaba en sus fornidos brazos mientras veía los pétalos de cerezo caer suavemente con el azul del cielo formando una escena idílica.

-Te quiero..Tora... Dijo acariciándome mientras dormía.


Y así... otra pareja nació dos jóvenes de pasados tomentosos que en un fatídico encuentro del destino, se conocieron, y que hoy en día comparten un mismo destino.

-Tora... Te quiero...

-Izumi-san...Siempre te amaré

(DESTINY LOVE)

No hay comentarios:

Publicar un comentario