miércoles, 27 de julio de 2016

Gakkoi cap 21

-Hum....entiendo....Es sinduda una deshonra para un guerrero tener miedo de mostrar sus sinceros sentimientos.Izumi-san asintió con serenidad y firmeza, mientras Akashi nos contaba la situación.
-Di, cual es el plan? -Necesito que Ryu-senpai aclare sus ideas -pero no sabes como hacer wue saque el valor necesario verdad? Completó Izumi-san con cierto desdén.

-(Sugoi...) -Si eso mismo -Déjamelo a mi -pero...Izumi-san..no irás a....-Tranquilo no le haré daño..-Izumi..-¿Si, Aka? -Contrólate ¿si? -¿Por quien me tomas? Que no voy a matarlo por diós.Tras esto Izumi-san se giró moviendo elegantemente su Tokofuku y se movió con paso ligero.

-Neh...Akashi-kun -¿Si Tora? -¿Cómo está Hatori-senpai? -Está mejor solamente está algo mosqueado con Ryu-senpai, el que necesita abrir los ojos es Ryu-senpai -si, a mi tambien me parece vergonzosa su actitud -jujuju... -¿Eh, he dicho algo raro? -No, solo que pienso que tu y él os parecéis mucho. Akashi señalaba con el dedo en la dirección en la que Izumi-san se había ido escondiendo una sonrisa traviesa. -N-no digas tonterías -Kawaii... 
-¡C-calla! me sonrojé y deje atrás a Akashi.

Mientras nosotros tonteabamos de camino a clase...

-Oi Ryuji-san! -¡Oh Ohaiyo Izumi! Ryuji-senpai sonreía con su habitual sonrisa despreocupada haciendo que la ira de Izumi se incrementase. -Tch... -¿Oh? ¿Ocurre algo? -Te espero en el bosque de bambús después de clases, quiero hablar seriamente contigo...Sin distracciones.Respondió cortante y frio Izumi, dejando a  nuestro senpai desconcertado, pero debido a su espíritu d elucha fué incapaz de rechazar el duelo.

Las clases se me hicieron largas...no paraba de pensar en Izumi-san en Akashi...y en senpai....
Tras acabar las clases y llegar el descanso me dirigí a la sede de los Kuroi inus intentando no llamar la atención de nadie, y le dejé un mensaje a Izumi, después me dirigí a buscar a Akashi pero en mi camino me crucé con alguien que no esperaba ver.

-Etto...¿Podríamos hablar un momento? -.... -Oh..Kurokage-tachi...Mi expresión se volvió sombría y seria, con algo de duda les seguí hasta un lugar donde ninguna ventana de la escuela podía ver.-¿A que viene esto? -¿Eh? -Digo...que a que viene lo del sigilo, si hasta habéis buscado un punto ciego. Ambos gemelos se miraron mutuamente intercambiando una mirada seria y con un aire sepulcral se dirigieron hacia mi.

-Queríamos pedirte perdón por nuestros actos...-Estábamos bajo coacciones. Al oir esa línea me sobresalté pero no por el hecho de que estubiesen siendo manipulados o controlados contra su voluntad sino ese miedo patológico que mostraban al hablar..

-Y supongo que no me vais a decir quien verdad? -Solo diremos algo...-Esa persona quiere destruir a Akashi Mochizuki....-Su mente y voluntad para convertirlo en su juguete favorito.
Las arcadas me empezaron a subir a la garganta al oir semejantes afirmaciones, quien era tan retorcido como para usar a las persona como si fuesen peones de ajedrez.
-Y ese sujeto es el responsable del accidente de Hatori-kun, de hecho su objetivo es destruiros a ti y a todo aquel que se acerque a Akashi, incluido Kou Shiro.

-Por que...¿por que me contáis esto? Me temblaban las piernas de miedo al saber la existencia de alguien así en mi escuela, solo de pensarlo me da escalofríos...
-¿Sabe algo de esto la directora o la orientadora? -No...-Ni siquiera la jefa lo sabe, pero necesitamos de vuestra ayuda para salvar a nuestra anewe.

Me costó creer en sus palabras pero no me quedaba otra opción...Así que me resigné y acepté, el trato.Pero al momento de cerrar el acuerdo un pensamiento macabro pasó por mi mente...
-!....¡Oh...Dios....! Izumi-san y Ryuji-senpai corren peligro. Salí corriendo en busca de Akashi  pero....no fue a él a quien encontré... 

-Te ves pálido Uchiha-kun... Una xoz suave y profunda resono por mi espalda, haciendo que me girara se trataba de Kazegaya-sensei, quien mostraba una sonrisa inquietante.
-Sabes...eres bastante tierno poniendo esa mirada de terror jujujuju...no hay por que preocuparse, sensei está aquí. Susurró en mi oido haciendo que se me pusieran los pelos de punta.

-Me gustan los chicos traviesos pero no suelen acabar bien....tenlo en cuenta Tora-kun.Pude sentir el peligro en ese hombre y como un acto reflejo sacudí mi cadena intentando alejarle pero....

-Así que te gustan los juguetes eh? Cuando quise darme cuenta él tenía mis cadenas y me miraba con una sonrisa algo burlona, me devolvió mi cadena y se marchó, dejandome confuso.

-Ese profesor.....No es normal....El sudor frio recorría mi frente y mis manos temblaban, sus palabras amenazantes resonavan en mi mente como una alarma de peligro "Los chicos traviesos acaban mal".

Ryu-senpai se dirigió al lugar donde quedaron Izumi-san y él, era un bosque de bambús, bastante frondoso, a lo lejos no se divisaba nada más que troncos de bambú y un pequeño riachuelo.

-Estoy aquí Izumi  -Veo que eres un hombre de palabra. Dijo Izumi-san con un tono sebero y con una mirada fulminante. -¿Qué querías decirme? Izumi-san desenvainó su Bokken y se puso en posición de atacar. Ryu-senpai asintió y se puso en guardia. -Si eso es lo que deseas...Supongo que no me puedo echar atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario